Skip to content

TRASLADO

Estimados lectores:

 

Reciban un cordial saludo.

Debido a limitaciones del sistema actual, este Blog se mudará de dirección a:

http://rededes.blogspot.com/

Por favor visítenos de ahora en adelante en dicha dirección, donde mantendremos una actualización permanente y discutiremos diversos temas sobre la educación.

Lamentamos las molestias que esto pueda ocasionar y agradecemos su comprensión.

Cordialmente,

 

RedEd

EVALUACIÓN: RESULTADOS PISA 2009

Los resultados de la evaluación del aprendizaje que aplica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, del inglés) en 65 países, ya están disponibles.

La prueba evalúa de manera periódica, aprendizajes en tres áreas fundamentales: ciencias, comprensión de lectura y matemáticas, y es realizada por estudiantes de educación media de 15 años.

En términos generales, los resultados no sorprenden ni son inesperados: grandes economías: grandes resultados; países en desarrollo: calidad deficiente.

La diferencia entre el país con mejor desempeño y el que más bajo promedio obtuvo, puede estimarse en un vacío que corresponde a seis años de educación formal, es decir que, mientras los estudiantes de 15 años de Shanghái-China se encuentran preparados para asumir retos propios de un estudiante de octavo grado, los de Kyrgystan se encuentran tan sólo preparados para resolver problemas de la vida diaria propios de un niño de tercero de primaria.

Es de esperarse también, los bajos resultados de los países Latinoamericanos: Chile (puesto 44), Uruguay (47), México (48), Trinidad y Tobago (51), Colombia (52), Brasil (53), Argentina (58), Panamá (62) y Perú (63).

Ahora bien, aceptando la prueba como una evidencia producto de una evaluación adecuadamente validada, es importante preguntarse sobre las condiciones que llevan a los países de América Latina y del Caribe, a tener tan bajo desempeño.

Después de algunas reflexiones al respecto, enuncio acá algunas que son evidentes y que saltan a la luz de manera inmediata:

1. La formación de los profesores: en algunos países el cuerpo profesoral no requiere una formación previa en educación. Por el contrario, con tan sólo tener un título en educación media, ya pueden entrar a carrera profesoral. Es de resaltar que en los países que obtuvieron mejores resultados, es necesario certificarse previamente para ejercer la docencia. Sin embargo, en algunos con bajo desempeño en la prueba, también existe como condición, dicho certificado.

2. Diseño curricular: los currículos de educación básica, media y superior, se concentran en la transmisión de conocimientos fácticos, y no en el aprendizaje de competencias y habilidades para la vida. Esto quiere decir que los currículos deberían centrarse en el amor a las letras, los números y la indagación, como fuente mínima necesaria para la construcción de conocimiento, y no en la memorización de fechas, límites geográficos, reglas gramaticales, etcétera.

3. Evaluación del aprendizaje: En términos generales, la evaluación de los aprendizajes está dirigida a métodos tipo encuesta que le permiten al profesor calificar de manera rápida y categorizar al estudiante como bueno, regular o malo. Frente a este punto, se requiere que en cada institución educativa exista un grupo de pensamiento con formación en evaluación del aprendizaje, que se encargue de formular los mejores métodos para ofrecer una adecuada retroalimentación al estudiante, y valorar las fortalezas y debilidades que se deben trabajar. Recordemos que la evaluación es, en gran medida, el motor que jalona la educación.

4. Gestión administrativa: los colegios y universidades en ocasiones invierten los recursos en estrategias que muestran poca utilidad (por ejemplo en software altamente costosos y conductista que se vende aludiendo como fortalezas su alta interactividad y la oportunidad de repetición), en vez de hacerlo en su quehacer verdadero: educar continuamente al cuerpo profesoral según el desarrollo del campo.

5. Investigación e innovación: la investigación es la fuente del avance de cualquier disciplina. Llama la atención que en Latinoamérica, la educación sigue altamente centrada en textos clásicos de referencia desarrollados por compañías privadas, y no en bibliografía resultado de la investigación propia. Esto es claro y se ve reflejado en que los países con peor desempeño, se estudia y se toma como única bibliografía, el conocimiento producido en los países con mejor desempeño. La investigación y la innovación es el punto de partida para la construcción de conocimiento.

6. Internacionalización a la medida: ciertos colegios y universidades se concentran tanto en la segunda lengua, que se les olvida todo aquello que tiene que ver con la primera. Mientras los estudiantes son muy buenos en una segunda lengua, en el idioma materno a duras penas pueden escribir de manera lógica y comprender lo que leen. La internacionalización es importante, si, pero no por ello se debe descuidar las necesidades del contexto local y nacional.

Sin duda alguna, deben existir muchos otros factores que se pueden trabajar para mejorar la calidad de la educación en los países con bajo desempeño. Por favor, si tiene ideas al respecto, no dude en comentarlas en este post.

Consulte aquí los resultados de la evaluación Pisa 2009 (Desafortunadamente, y a pesar de que nueve países de los 65 son de habla hispana, los resultados están sólo en inglés, alemán y francés).

EDUCACIÓN PARA LA VIDA

EDUCACIÓN PARA LA VIDA

Continuando con cuestionamientos esenciales sobre la educación y mirando algunas respuestas al Post anterior, creo que debemos buscar un sentido mucho más profundo para educar y educarnos.

Sin duda alguna el primer paso, es nuevamente, plantearse la siguiente pregunta: ¿Cuál es, o debería ser, el objetivo último de la educación?… ¿acaso la transmisión de conocimientos?, ¿acaso el avance de la ciencia y la tecnología?, ¿acaso el beneficio personal?… no… no lo creo…

Por mi parte he analizado esta pregunta una y otra vez en los últimos dos meses (desde que escríbí el último post) y hasta ahora me aproximo a una respuesta (por eso hasta hoy vuelvo a escribir) que espero me ayuden a construir entre todos (finalmente eso es la academia: una construcción social del conocimiento y de las ideas que se deben transformar en actos).

Como decía, la respuesta a la que me estoy aproximando se puede resumir en tres aspectos fundamentales:

1. La educación debe centrarse en permitirle al ser humano desarrollar un sentido superior de la convivencia con el otro y con el medio ambiente.

2. La educación debe permitir desarrollar el amor por los números y por la lectura.

3. La educación debe despertar la curiosidad científica y el pensamiento crítico.

En ese sentido, haciendo el símil con lo que conocemos por educación: una fábrica de la era industrial donde se tiende a la especialización de conceptos sin sentido no aplicables a la cotidianeidad, el sistema educativo se aleja profundamente de su propósito, o por lo menos del que empezaremos a plantear.

Los niños desde el primer año son adoctrinados en los números y la lectura para volverse esclavos año a año de la geografía, la historia, la ciencias, la química, etc. Sus mentes se atiborran de palabras y frases cuyo próposito no es más que el de avanzar en la escalera construida de tiempo ha, para obtener un cartón que lo certifica como letrado. Pero en nuestro afán consumista de transmitir todos los conocimientos adquiridos por la humanidad en los últimos 5.000 o 10.000 años en tan sólo 12, y si se es afortunado en 17, se nos ha olvidado lo esencial: ¡educar para la vida!

El ser humano sólo tiene que: 1. saber convivir con su prójimo (si todos supieramos convivir con el otro se alcanzaría la esquiva paz) y con el ambiente (respeto por nuestro hogar: el planeta tierra). 2: Cultivar el amor por los números y la lectura, sólo así se tendrán todas las herramienta para solucionar cualquier problema que se llegase a presentar en el futuro; y 3. desarrollar la curiosidad científica y el pensamiento crítico para lograr avanzar, siempre teniendo presente los dos aspectos anteriores.

¿Quien, sino la educación, juega un papel fundamental en definir el comportamiento de los seres humanos? Esa es la respuesta que encuentro por el momento. No necesitamos personas llenas de información desarticulada, necesitamos seres humanos, pensadores que respetan a su prójimo y a su hogar.

Ahora, la pregunta que me surge y que entraré a indagar con mayor profundidad es: ¿Cómo lograremos alcanzar, entonces, ese objetivo supremo de la educación?, ¿Cómo transformamos ese pensamiento en acción?

Espero me ayuden a construir no sólo ese objetivo superior de la educación (¿Cuál es, o debería ser, el objetivo último de la educación?), sino que también se empiecen a cuestionar sobre cómo pasar de la idea a la acción.

 

A.A.O.

RedEd

Red de Educación para el Cambio

Si quiere comentar sus respuestas a las preguntas o complementar este Post, haga clic en comentar

 

Javier: el sistema no puede ser una excusa para no llevar a la educación a recobrar su sentido verdadero: un mundo más justo donde el ser humano vive en paz consigo y con la naturaleza. La fábrica educativa (escuelas que cuelgan de un hilo, presupuestos bajos y actitudes más propias del calabozo que de centros educactivos) como todo sistema humano, verá algún día su final cuando la sociedad entienda que la única forma de evolucionar en su existencia, en este momento con una marcada tendencia materialista, es a través de la educación (evolucionar hacia una sociedad con conciencia humanista). Desde ya los esfuerzos se pueden dirigir hacia ese objetivo y los medios no nos deben impedir alcanzarlo.

HACIA UN BLOG CENTRADO EN EL EMPODERAMIENTO

 

HACIA UN BLOG CENTRADO EN EL EMPODERAMIENTO

 

 

 

Fue un semestre ocupado, mucho trabajo, mucho estudio y la disciplina que tiene Hermes en este asunto de la Web 2.0., aún no la he logrado adquirir.

 

Sin embargo, después de un buen tiempo de no publicar, considero que es hora de retomar este ejercicio, pero reenfocando el objetivo de RedEd hacia su verdadera razón de ser: una red de educación para el cambio. Este reenfoque del que les hablo, no es más que un intento, que una búsqueda para dejar de ser un Blog que se queda en lo informativo y lo anecdótico, para dar un salto a ser un Blog de empoderamiento del cambio a través de la educación; ¿Cómo? Hay algunas ideas que espero se vayan desarrollando y ese es el camino que RedEd intentará recorrer.

 

Por ahora les dejo una última reflexión informativa, pues en mi larga ausencia en el Blog, he comprendido la importancia del hacer en el aprender, de ahí el cambio que vendrá en RedEd. Permitan que les cuente una experiencia.

 

A lo largo del semestre me he desempeñado en un cargo de coordinación en educación, un trabajo que nunca antes había asumido y para el que, me doy cuenta ahora, la formación que yo tenía no era suficiente; finalmente soy médico y a los médicos no nos forman para ser personas integrales sino neandertales de la globalización de la cultura y el conocimiento: sólo sabemos de medicina, el resto, lo estético, lo humano, lo social, lo cultural, es algo que el médico a lo largo de su formación olvida, tanto así que en la mayoría de los casos, si al médico le quitan el médico, difícilmente queda algo. No por culpa suya, sino de su educación. Pero la intención de esta reflexión no es criticar la educación médica, eso no requiere de palabras, ella habla por sí sola; la intención de esta reflexión es resaltar que en este camino que empiezo a recorrer, la teoría me ha orientado, pero definitivamente como he aprendido, es haciendo.

 

Ni la universidad ni mucho menos el colegio, lo preparan a uno para la vida. Orientan pero no preparan. El verdadero aprendizaje ocurre en el hacer. Sólo haciendo se cometen errores, sólo haciendo se sabe las cosas que están bien o mal. Lo demás es sólo teoría. Si somos sensatos y pensamos como aprende un niño en edad preescolar, pronto nos daremos cuenta que aprende explorando, haciendo. Esto no es algo nuevo, ni tampoco es algo muy profundo. Es sólo una invitación a que nos preguntemos, ¿por qué seguimos creyendo que la educación centrada en la teoría enseña algo?

 

La próxima semana espero empezar de nuevo. Exploré la Web 2.0., aprendí de ella y me doy cuenta de todo lo que se puede hacer. Si Hermes, mi maestro en los Blogs, me hubiese dado una conferencia de ello, seguramente me hubiera dormido, o tal vez, al salir de ella nada me hubiera quedado, pero como me incentivo para que la explorara y me aventuré a explorarla, algo aprendí. Estas reflexión me sirvió para darme cuenta cuál debe ser la función de RedEd. Mi objetivo es ese, de hoy en adelante RedEd buscará que sus lectores aprendan haciendo, no sólo leyendo. Y sinceramente espero que así sea.

 

Una buena forma de empoderarse del tema es escribiendo. Si quiere publicar reflexiones en Educación en este Blog, escríbame a mi correo: arturo.arguello82@gmail.com

Monitores Académicos: Continúa la Prostitución de la Educación

Revisando los programas de monitorías de algunas universidades, me encontré con una situación que me causo gran preocupación: se le pagará a los monitores por hora de clase dada a los estudiantes.

Para aquellos que no saben, las monitorías pueden definirse desde dos puntos de vista: 1. clases dadas por estudiantes como refuerzo a las clases de los profesores y, 2. entrenamiento para los futuros docentes.

A mi parecer, el segundo concepto es más importante pues el primero deforma por completo la profesión docente. El mensaje que dan las universidades con ese primer objetivo se puede entender como: los profesores que tenemos contratados no tienen tiempo suficiente para resolver sus dudas, así que nos inventamos los monitores para que ellos suplanten a los expertos y resuelvan así, esas dudas.

El segundo concepto, con un fin mucho más loable y sensato, busca empezar a educar a las futuras generaciones mediante el proceso de aprender haciendo.

 No obstante, como mencionaba, revisando los programas de monitorías, me encontré con algunas universidades que, seguramente en su afán empresarial y bajo políticas de ahorro, contratan a los estudiantes como monitores, reconociéndoles (académica y económicamente hablando), únicamente, la hora de cátedra dictada a los estudiantes, situación que me parece preocupante por diferentes razones:

  1. No se quien dirige a estas universidades o quien definió dichas políticas, lo que es cierto es que parece que quien tomó esa decisión, nunca ha dado una clase o no tiene conciencia sobre lo que es una clase. Una clase requiere horas de preparación, más si se tiene en cuenta que el estudiante que hace las veces de profesor, no es un experto en el tema. Este punto me preocupa profundamente porque, siendo una universidad una institución académica cuyo objetivo es la docencia y la investigación, quienes toman las decisiones parecen entender más de números que de educación. 
  2. ¿Cual es el mensaje que se está dando? No importa la preparación de la clase, a nosotros como universidad, sólo nos importa el tiempo que usted pase frente a los estudiantes. 
  3. ¿Cuál es el impacto en las futuras generaciones de docentes? Nos veremos con currículos atiborrados de clases de principio a fin del día por el afán de facturar clases dictadas. Obviamente esto llevará al detrimento de la calidad y a que los estudiantes aprendan de manera deficiente.

Pero un momento, ¿acaso todo esto no sucede ya?, ¿No es la educación un negocio dirigido por importantes empresarios que poco o nada entiende de educación?, ¿No se le paga a un docente por el tiempo dictado a los estudiantes y no por el tiempo de preparación de sus clases?, o, ¿no están los currículos llenos de clases inoficiosas y de dudosa calidad de principio a fin de día durante todo el año o semestre?

¡Si!, todo eso ya sucede y da cuenta de la dignidad de la profesión docente. Lo preocupante de todo es, que ahora desde sus inicios, se está entrenando a los futuros profesores para que acepten las condiciones administrativas que sacrifican la academia.

¿Por qué las universidades no utilizan ese espacio para realmente formar a los monitores en educación en conceptos pedagógicos permitiéndoles un entrenamiento real?, ¿por qué dejar que actúen a su parecer con eso que llaman vocación sin ningún tipo de formación?, y peor aún, ¿por qué seguir prostituyendo a la academia por cualquier centavo?

Soy conciente, y creo que la mayoría también lo es, de lo que le pasó al Sistema de Salud Nacional cuando lo convirtieron en un negocio. ¡No dejemos que le pase lo mismo a la educación!.

Lejos de querer parecer sindicalista, simplemente quiero resaltar un concepto llamado dignidad de la profesión, en este caso de la educación, pero que aplica a cualquier otra profesión. No hablo sólo de factor económico, hablo de la labor y el desempeño profesional con calidad. Por ejemplo, un buen número de médicos se ven obligados a atender una consulta en 15 minutos, les limitan la formulación a unos medicamentos específicos y a un determinado número de exámenes por mes. ¿Cómo puede ejercer un médico con calidad cuando prima el negocio por encima de esa calidad?, ¿cómo puede un docente dar clases de calidad, cuando prima el negocio por encima de esa calidad? A eso es a lo que llamo Dignidad de la Profesión: a la libertad de poder ejercerla con calidad.

De nuevo, no permitamos que sigan convirtiéndo a la educación en un negocio, la educación es el futuro de la sociedad y no se puede sacrificar ese futuro por unos cuantos pesos.

Sobre RedEd

El papel de la Educación como modelo de cambio social ha sido subestimado. La educación, tal como la conocemos hoy, una enorme fábrica de autómatas a-críticos, anencefálicos, debe replantearse para lograr así un verdadero cambio social, una educación sin fronteras que permita a quienes estudian tener oportunidades reales para cambiar sus vidas y forjar sus destinos; una Educación centrada en la justicia, en la ética (tan carente por estas épocas), en la igualdad.

La Educación es el único medio que permitirá al hombre retomar, el hasta ahora, ineludible curso que está llevando a la raza humana a su destrucción. No obstante, debemos tomar conciencia de que es necesario un cambio en los modelos pedagógicos, en las tradicionales clases de los sabios profesores y los alumnos ignorantes; debemos permitirle al estudiante empoderarse de su vida, de su futuro y del futuro colectivo, sólo así lograremos que la educación tenga un sentido y una razón de ser; por lo demás, si este cambio no se da, la Educación seguirá siendo un modelo de transmisión de conocimientos, la mayoría de veces, sin sentido.

A través de RedEd pretendo abrir un espacio de discusión académica en torno a la educación, buscando generar una conciencia y por qué no, un movimiento de educación para el cambio. Con los comentarios de todos iremos construyendo esa comunidad, esa conciencia, ese cambio.

 Espero que este Blog sea de su agrado y más aun, que despierte su curiosidad y pasión por la Educación.